¿Qué tipos de Coaching existen?

En la disciplina del Coaching existen diversas metodologías de abordaje y formas de trabajar con los clientes. Se puede clasificar por cantidad de personas con las que trabajar, en función del área de trabajo o contenido y según la metodología.

Según la cantidad de personas con las que trabajar se puede clasificar de forma:

Individual: es el coaching que se realiza individual, de uno a uno. Se busca acompañar al cliente en un proceso personalizado creando una relación de apertura y sólida confianza permitiendo que él mismo logre distinguir cuáles son sus potencialidades y encontrar sus propias soluciones.
Grupos: en este tipo de coaching se busca mejorar el rendimiento y relación del equipo de trabajo en el cual se interviene. Al contrario del anterior, se busca trabajar con el equipo completo en forma sistémica para mejorar el rendimiento general y no individual. Esta modalidad des muy utilizada en ámbitos organizacionales o empresariales y la misma se puede dar en forma de taller con dinámicas grupales que faciliten el objetivo del coaching.

 


El Coaching también se puede clasificar:

Ontológico; es el tipo que utiliza la filosofía del lenguaje y el cuál se basa por tres postulados fundamentales; a) interpretamos a los seres humanos como seres lingüísticos, b) interpretamos al lenguaje como generativo y, c) interpretamos que los seres humanos se crean a sí mismos en el lenguaje y a través de él. Desde este enfoque se orienta a trabajar con el SER, al -quién es-, concretamente al “quien está siendo” la persona lo que permite cambios profundos y duraderos.
Personal o de Vida: se relaciona con el coaching de habilidades para la vida. Se trabajan proyectos de vida, la misión personal, el sentido de vida, metas y objetivos, estrategias y adaptación al cambio, crisis de la vida, resiliencia, relaciones y comunicación, manejo óptimo del tiempo, entre otros.
Organizacional o Ejecutivo: este tipo de coaching tiene como objetivo mejorar los aspectos que conforman el día a día de lo que es el ámbito empresarial, puede aportar grandes beneficios en mejora de las relaciones jerárquicas, el liderazgo de los empleados y directivos, mejora del rendimiento y motivación, enfoque y solución de problemas, tolerancia al estrés, etc.

Existen diversas “orientaciones” o clasificaciones de coaching. Por ejemplo, podes encontrar “Coaches Espirituales” quienes tienen una formación y conocimiento sobre cómo trabajar en niveles espirituales de la persona. También, podes encontrar “Coaches Financieros” quienes pueden ser economistas o personas que han estudiado y desarrollado su Inteligencia Financiera, “Coaches Deportivos”, entre otros.

 


¿Qué tipo de Coach soy?
Si bien nuestra formación base es Ontológica, nuestra experiencia y formación previa nos permite adaptar nuestro enfoque en rigor del Coaching y el área donde deseamos trabajar. Si tuviera que clasificarme según un tipo de Coaching diría que sería un “Coach Ecléctico”, ya la formación en Psicología me permite complementar desde distintos puntos de vista y utilizar las herramientas de Programación Neurolingüística, Inteligencia emocional, Imaginería, Cognitiva y las Nuevas Ciencias de la Conducta con el fin de enriquecer y potenciar los procesos de Coaching. Dejando en claro que como Coach, no hago psicoterapia ni mucho menos diagnósticos de los clientes con quienes trabajo, eso es una incumbencia propia del Psicólogo.

¡Un fuerte abrazo!

Diego Castillo

Autor Diego Castillo

Coaching profesional

Más artículos de Diego Castillo