¿Quién soy?

 

Mi nombre es Diego, soy Coach Ontológico; estudie en Axon Training donde su formación está avalada por la Federación Internacional de Coaches (ICF). A lo largo de estos últimos años he leído todo tipo de contenido sobre desarrollo personal y cómo consolidar un sólido juego interno; cómo aumentar el autoestima, cómo tener más confianza en nosotros mismos, mejorar las habilidades sociales, cómo planificar un camino que nos permitan lograr nuestros objetivos, cómo ser exitosos, cómo ser felices y tener una vida plena. Al fin y al cabo, cómo ser la mejor versión de nosotros mismos.

Muchas veces nos paramos frente a la vida desde una posición en la que creemos que lo que nos pasa, “es lo que hay” o “qué se le va a hacer” y lo cierto es que desde ese punto de vista, es así. Sólo hasta que pasa algo que nos haga replantear nuestra forma de ver las cosas; un cambio de observador como lo denominamos en el Coaching, es cuando vemos que es posible cambiar. Así fue como me paso, luego de ser obeso mórbido durante toda mi adolescencia y poder haber adelgazado 50kgs me di cuenta de qué es posible cambiar y salir del círculo vicioso que no nos deja avanzar. Una vez que logramos romper el patrón de pensamiento que nos impide ver más allá de donde estamos parados, es cuando se nos abren las posibilidades y comenzamos a creer que lo que nos proponemos es posible.

Esta experiencia que te acabo de comentar fue una de las razones en las cuáles me llevo a aprender sobre desarrollo personal, programación neurolingüística, lenguaje no verbal, inteligencia emocional, inteligencia financiera, a  volverme Coach y apasionarme por la psicología. Actualmente trabajo como Operador Socio Comunitario en el área de Desarrollo Humano, donde soy parte de un equipo de trabajo que a través del Centro de Promoción Comunitaria asistimos y acompañamos a las personas para que puedan crecer y mejorar sus vidas. También, soy estudiante avanzado en la Licenciatura en Psicología y trabajo como Coach tanto a distancia como presencialmente.

¡Un fuerte abrazo!

Diego Castillo

Autor Diego Castillo

Coaching profesional

Más artículos de Diego Castillo